Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


Tu personalidad influye en cómo te vistes: estudio



Fecha: 11/10/2017   18:51  |  Cantidad de Lecturas: 1154

Tu atuendo determina la manera en que piensas dando un mensaje a través de la ropa




Jazmín López.


Aunque no lo creas, la forma en la que vistes determina en buena medida tu estado de ánimo, cómo piensas y, sin duda alguna, la forma en que te ven y tratan las demás personas. ¿Alguna vez has escuchado el famoso dicho: "como te ves, te tratan"?, es completamente CIERTO.

Cada vez son más las investigaciones que se hacen al respecto por parte de neurólogos, sociólogos, psicólogos, diseñadores, entre otras especialidades. A ese tipo de estudios algunos le ha llamado "Psicología de la Moda", sin embargo, hay quienes lo engloban en el ámbito de "cognición corporal" llamándolo "cognición investida". Lo cierto es que en todos el punto central es uno: la innegable influencia que ejerce la ropa en los procesos psicológicos de la persona que la porta

 

Karen Pine, una doctora y profesora de Psicología del Desarrollo de la Universidad de Hertfordshire, Inglaterra, pidió a un grupo de alumnos que fueran a clase vestidos con la camiseta de Superman.

 


Los voluntarios se describieron a sí mismos como más agradables y superiores al resto de los estudiantes en cuanto a fuerza. Esto debido el hecho de portar una camisa la cual hace referencia a un hombre fuerte, en su mente se creó la idea de que en realidad eran superiores a quienes portaban playeras lisas. Esta explicación está en el libro  'Mind What You Wear: Psychology of  Fashion'. "Hay muchas maneras de las que la ropa nos influencia", explica la especialista a ABC.

"Una de ellas es a través del significado simbólico que tiene una prenda de vestir. Adoptamos las características que asociamos a esa prenda y esto tiene realmente el poder de cambiar la forma en que pensamos, un proceso llamado “cognición investida”, dijo la especialista.
Existen muchos estudios que refuerzan la creencia de dicho ejercicio. En la Universidad de Northwestern, Ilionois, hace dos años, probaron ponerse una bata de médico para mejorar la capacidad de atención.

El resultado fue que los voluntarios vestidos con la bata cometían la mitad de errores. Sin embargo, cuando repartieron a otro grupo las mismas prendas pero ahora diciendo que eran de pintor, comprobaron que el efecto de concentración de los voluntarios, disminuyó.

Se llegó a la conclusión que la cognición 'investida' está condicionada por los atributos simbólicos que se le otorgan a la prenda (cuando les dijeron que eran para médico, se concentraron, al decirles que eran pintores, disminuyó la concentración).


Barbara Fredrickson, profesora de Psicología en la Universidad de Carolina del Norte, ya había descubierto mediante otro experimento que las mujeres que realizaron un examen de matemáticas en traje de baño lo hicieron peor que las mujeres que se examinaron vestidas con un suéter.

Recuerdos.

No sólo son las prendas. "Otra razón puede estar en la conexión con los recuerdos", explica Pine. Debido a que al llevar una prenda, le cedemos un papel importante, es por ello que los recuerdos se desencadenan a un sentimiento que luego se conectará con ello.

"Cuando nos ponemos una prenda asociada a experiencias felices anteriores, desencadena los recuerdos positivos que, a su vez, provocan la recreación de las mismas respuestas emocionales. Como adultos, la ropa se convierte en nuestra identidad, y actúa como un receptáculo externo para nuestros recuerdos, nuestros sueños, experiencias y recuerdos que parecen convertirse en la trama misma del tejido de algunas prendas que vestimos. En términos psicológicos, la teoría del aprendizaje asociativo explicaría esto", dice la psicóloga.
Lo que es cierto es que sí existe una buena relación entre lo que vistes y cómo te reflejas en tu atuendo. En pocas palabras, tu ropa habla mucho de ti. Existe una retroalimentación. Al ser nosotros quienes decidimos qué ponernos, está de por medio nuestro gusto.

"Nuestros pensamientos y sentimientos pueden influir en lo que llevamos puesto", dice Pine.

La psicóloga pone de ejemplo a una mujer que se haya levantado deprimida, con un estado de ánimo plano.

"No querrá pensar en su aspecto y, de hecho, su estado depresivo seguramente esté disparando sentimientos de autodesprecio", comenta la psicóloga.
Según dice, lo más probable es que se ponga un top ancho y los pantalones vaqueros más antiguos que tenga tras los que esconderse.

"Ella no ve su cuerpo como lo ven los demás, sino como una manifestación negativa de su estado de ánimo. Y, aunque trate de evitar mirarse en el espejo, cuando se alcanza a ver a sí misma se da cuenta de cómo va de desaliñada. Esto hace que su estado de ánimo decaiga aún más", comenta.


Por otro lado, dos expertos en moda llamados Stacy London y Clinton Kelly, dicen que la moda también impacta en la psiquis humana. La ropa que elegimos habla mucho sobre nosotros, nuestra profesión, ambiciones, estado emocional, personalidad y costumbres. Es por ello que es muy importante que pongas cuidado a la hora de elegir una prenda, es algo que te identificará y hablará de ti

Existen diversos estudios que confirman esta teoría.

Una investigación publicada en el Journal of Fashion Marketing and Management, demostró que las personas hacen sus evaluaciones sobre los otros a partir de su vestuario. ¿Cómo lo comprobaron? 300 participantes vieron durante tres segundos imágenes de un hombre y una mujer, el primero, con un traje hecho a su medida y la segunda vestida de manera más "ordinaria".

La respuesta general fue que el hombre era más exitoso y seguro que ella, lo cual demostró que la mayoría de las personas más allá de la persona, te califica por el tipo de atuendo que portas. Es por ello, que a la hora de vestirte, debes elegir un atuendo adecuado a la ocasión sin dejar de lado tu comodidad y gusto.

La especialista también tiene algunas recomendaciones sobre cómo lo que llevamos puesto puede contribuir a mejorar cómo nos sentimos. Estas son algunas claves sobre cómo vestir para sentirnos bien:

1. Vestir nuestro vestido favorito, de buen corte y confeccionado en una bonita tela, nos levanta el estado de ánimo.

2. Una pieza de joyería elaborada puede hacer sentir a quien lo lleve una persona especial, como quien lleva una insignia o una medalla de honor.

3. Los colores que se encuentran en la naturaleza (como el azul cielo, el verde de las hojas o el amarillo del sol), nos enlazan con la naturaleza y nos protegen de las emociones negativas.

4. Los patrones alegres, como lunares o estampados abstractos, pueden resucitar aquellos sentimientos sin preocupaciones que experimentamos en la niñez.

5. Los artículos de indumentaria no coincidentes, por ejemplo, una chaqueta de cuero sobre un vestido vaporoso o una prenda formal combinada con otra informal; pueden ser muy estimulantes para el cerebro, que así goza de novedad y sorpresa.

6. La ropa suelta y los zapatos planos permiten movimientos sin restricciones, libres, asociados con la aventura y los viajes. Las prendas ajustadas y los tacones altos hacen lo contrario.

7. Las fibras naturales como el lino, el algodón, la seda y la lana, fomentan nuestra afinidad con la naturaleza mucho más que las telas hechas por el hombre.



Fuente:  11 octubre 2017 (sc-derf)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
 Lecturas Hoy: 19798 Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados