Grandi y Asociados Hoteles


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

MISCELáNEAS


Claves de oro para fortalecer el control del apetito



Fecha: 07/11/2018   09:11


Salvo por casi inexistentes casos, los humanos solemos tener nuestras recaídas más si se trata de cambiar nuestra alimentación




 

Cambiar de estilo de vida es una tarea ardua, tal y como lo dice el dicho: “Roma no se hizo en un día”. Salvo por casi inexistentes casos, los humanos solemos tener nuestras recaídas más si se trata de cambiar nuestra alimentación.

Aunque pasarnos a toda la movida de la comida saludable, y por ende menos procesada, es una decisión que transformará nuestras vidas, el cambio puede generar tanta ansiedad que te provocará comer más.

Incluso para los que tienen tiempo en esto, hay momentos en los que se cuentan los minutos para que llegue la hora del almuerzo y tras llegar al fin no quedamos satisfechos con las porciones. Una situación incontrolable hasta para la más fuerte de las voluntades, porque casi siempre nos lleva a romper la dieta.

Para evitar estas fallas y retrocesos considerables, es necesario fortalecer el control del apetito.

Caer en este conflicto puede ser contraproducente porque nuestra salud se puede ver afectada. Recuerda que es diferente tener hambre a tener ganas de comer. Mientras que esta última viene dada por cuestiones emocionales, la primera sí hay que satisfacerla de forma controlada.

Ante una necesidad imperiosa de comer es necesario averiguar las causas que producen esta sensación. También hay acompañar este proceso con una reflexión sobre la solución al problema.

Es decir, lo primero que debemos hacer es buscar lo motivos y no aquello que “sacie el hambre”, que por lo general es altamente calórico y procesado.

Obviamente, todo esto forma parte una introspección personal. Una cosa importante: en este panorama hay que evitar los sentimientos negativos, ya que se relacionan con la baja autoestima.

Recuerda que cuando una persona se siente feliz también está satisfecha. En este punto, el individuo acepta sus virtudes y defectos y alcanza un mayor control sobre su alimentación, ya que no tendrá la necesidad de buscar satisfacción en elementos externos como la comida.

Pero si esto no es suficiente, entonces hay que aplicar medidas estratégicas.

Sabemos que es una situación difícil, todos hemos pasado por ella. Entonces para que la regules mejor pon en práctica estos

 

Consejos:

1. Durante el día haz 5 comidas

No se trata de atiborrar 5 veces el plato de comida, sino de comer inteligentemente. Al comer porciones más pequeñas pero de forma más frecuente podremos mantener estable los niveles de insulina en sangre.

Cuando los niveles de insulina están muy bajos, por picos muy bruscos, tendemos a querer comer más, por la propia respuesta hormonal de nuestro cuerpo que dificulta la segregación de la hormona que le indica al cerebro que ya estamos satisfechos.

Por lo que hacer esta variación en la dieta, hará que tu cuerpo tenga niveles de energía sostenida y no te ataquen las ganas de comer.

 

2. Que sean 3 platos principales y 2 meriendas

Es muy sencillo el esquema, te aconsejamos hacer una comida cada 3 o 4 hora, para mantener lo último.

Las comidas principales deben contener los 4 macronutrientes básicos. En este sentido, tanto el desayuno, almuerzo y cena deben contar con:

- Proteínas: Carnes magra, pollo, huevos, pescado o tofu.
- Fibra: Verduras, hortalizas o frutas.
- Grasas buenas: aceite de oliva, palta o frutos secos.
- Carbohidratos de absorción lenta: Arroz, legumbres, batata o harinas integrales.

 

3. Planifica tus comidas

En cada comida debe haber alimentos ricos en vitamina B6, triptófano y ácido fólico. Estos tres nutrientes nos ayudarán en el control del apetito.

Este grupo ayuda en la producción de serotonina, neurotransmisor esencial que permite sentir bienestar emocional y evitar los antojos producto de sentimientos negativos.

- Alimentos con triptófano: se encuentran el pavo, pollo, leche, queso, pescado, huevos, tofu, soja, semillas de ajonjolí y de calabaza, nueces, maní y mantequilla de maní.
- Alimentos con ácido fólico: Espinacas, brócoli, acelgas, espárragos verdes, lechuga, etc.
- Vitamina B6: Se encuentra en el hígado, el pollo, lacarne de cerdo, el pescado, las bananas, las papas, las alubias secas, los productos de grano integral y muchas otras frutas y verduras.

 

4. Incluye los llamados alimentos antihambre

Para aumentar los niveles de serotonina y controlar tu apetito, debes consumir alimentos saciantes. Procura incluir en tu dieta: huevos, plátano, frutos secos, carnes, cereales integrales.

 

¿Qué otras recomendaciones?

Debes evitar los llamados alimentos excitantes, ya que aumentan los niveles de adrenalina. En esta condición puedes sentir ansiedad y ganas de comer, perdiendo por completo el control del apetito. Estos alimentos son:

- Café
- Té
- Chocolate en exceso
- Todos los derivados del azúcar refinado

Todos estos tips deben ir acompañados de constancia. Eso solo lo lograrás si dedicas unos minutos para organizarte. Con mayor organización tendrás más tiempo para comer y así podrás masticar con calma, sin prisa. Tómate unos 25 minutos para cada comida.



Fuente:  07 de noviembre de 2018 (urgente24)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
 Lecturas Hoy: 112885 Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados