Grandi y Asociados Hoteles


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

OPINIóN


Femicida español es capturado en Misiones

No hay donde esconderse



Fecha: 26/11/2018   12:31

Mató a su esposa en la localidad española de Castellón y se dio a la fuga, lo que impulsó a su país de origen a iniciar un pedido de captura internacional que alarmó a la delegación Posadas de la policía federal para después capturar al criminal cerca de una parrilla del norte argentino




 

 

Por Morena Lucia Díaz

Se trata de José Luis Gallego Sánchez, un ex militar de 40 años de edad. Es español pero al asesinar a su novia, la cobardía y la estupidez lo motivaron a abandonar su patria y trasladarse a la provincia de Misiones donde encontró un refugio. Su fuga no pasó desapercibida, sino que el  Juzgado de Violencia Contra la Mujer de Castellón, donde fue cometido el crimen, lo colocó en la lista roja de la Interpol.

 

Tal vez motivada por una especulación respecto de la coincidencia de lengua, la Guardia Civil de España alertó a las fuerzas argentinas sobre la desaparición de Gallego Sánchez. Dicha intuición no fue para nada errada. De hecho acertaron en la ubicación del escondite del criminal, solo restó la participación de la delegación de la policía federal en Posadas para culminar con los momentos de impunidad del femicida.

 

La victima

Eva Bou Flor es la mujer que encontró la muerte a sus 35 años de edad en manos del ex militar. Tal era la furia del hombre que le bastó un cuchillo para quitarle la vida a su novia, que después de varias cuchilladas en el abdomen perdió de su vida. Fue en ese momento en el que el  asesino entendió que, en adelante, nada sería igual. Si permanecía en la localidad, incluso en el país, la policía lo buscaría y lo encontraría, para después encerrarlo tras las rejas por varios años. Tal vez hasta alcanzar su vejez.

 

Es por eso que Misiones le pareció un lugar correcto. No es tan popular como Buenos Aires, y está alejado del epicentro nacional, por lo tanto nadie sospecharía de su estadía en la provincia del norte argentino. Tan seguro estaba de ésto Gallego Sánchez, que hasta se permitiría comer en una parrilla de la capital provincial de Posadas. Es decir, su plan había salido a la perfección: había matado a Eva, había sorteado  la búsqueda de las fuerzas de seguridad española, y podía comenzar desde cero en un nuevo lugar ¿Por qué no festejarlo? Sin embargo, el asesino estaba subestimando toda la situación.

 

El mundo está alerta

Ya no se trata de “crímenes pasionales”, se trata de femicidios. Es un momento mundial en el que las mujeres están en la mira, las estadísticas de los asesinatos y casos de violencia de género no paran de incrementar. El planeta está en estado de alarma y todo episodio nuevo genera un revuelo internacional. No, el crimen de Eva no había pasado inadvertido. Estaba presente en la mente de muchos, no sólo en las de sus compatriotas españoles, sino también en las de la fuerza de seguridad argentina.

 

El primer paso lo dio la División de Investigación Federal de Fugitivos que, al tomar conocimiento de la posible presencia del fugitivo en nuestro país, comenzó un intercambio informativo con funcionarios españoles e inspectores de la Guardia Civil. En conjunto, pudieron determinar el paradero de Gallego Sánchez: Misiones.

 

Ese dato fue suficiente para que se le solicitara a la Interpol la captura internacional del asesino. Así fue como el prófugo  fue capturado en la avenida Santa Catalina, que se distancia del centro de Posadas solo por cuadras. La interpol interrumpió el camino que Gallego Sánchez  transitaba para llegar a la parrilla. Ésta vez no hubo ningún tipo de festejo para el crimen, ésta vez hubo justicia.

 

Tras revisar su expediente, se determinó que el asesino ya había sido acusado por una anterior pareja de ejercer violencia machista. Sin embargo, no había sido denunciado lo que impedía una posible detención.

 

Por  otro lado, si hablamos del presente del crimanl, podemos decir que su futuro está a disposición de la jueza federal María Victoria Skanata, quien será la encargada de determinar cuándo se lo extraditará a España, lugar en el que cumplirá su condena.

 

Ni la huida a otro continente, ni el escondite alejado de la realidad convulsionada de Buenos Aires pudo impedir que Eva descanse en paz.  Gallego Sánchez no pudo bifurcar su destino: pagara con años de vida el crimen fatal que cometió con sus propias manos.



Fuente:  26 de junio de 2018 (derf)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
 Lecturas Hoy: 276283 Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados